Inicio Remedios Naturales Remedios para no roncar

Remedios para no roncar

574
0
Remedios para no roncar

Los ronquidos son sonidos ásperos que se producen con el paso del aire por la garganta, mientras duermes. Es común que todos ronquemos un poco, aunque para algunas personas puede convertirse en un problema serio al que se le debe buscar solución cuanto antes. A continuación, te exponemos métodos que contribuyen a mejorar esta condición con remedios para no roncar.

¿Qué son los ronquidos?

Los ronquidos son ruidos molestos que una persona genera al dormir, cuando el aire que toma para respirar produce sonidos continuos y ásperos al toparse con obstáculos que parcialmente obstruyen su salida.

Se producen debido al paso del aire por las vías aéreas superiores, o sea cuando la persona respira mientras duerme y el aire atraviesa la parte posterior de la boca y la nariz, involucrando a la faringe, la lengua, el paladar y la campanilla. El aire pasa por los tejidos relajados de la garganta y genera una vibración sonora durante el proceso.

Causas

Los ronquidos pueden producirse por múltiples razones. Según estudios realizados, el consumo de alcohol y el sobrepeso contribuyen a que la persona ronque por las noches, lo cual tiende a empeorar con el paso del tiempo.

Con el propósito de encontrar una solución adecuada, primero se deben determinar las causas por las cuales una persona ronca. Para esto se realizan exámenes físicos que permitan saber si se trata de una enfermedad que se manifiesta a través de este síntoma, o si en vez de eso es una consecuencia de la grasa acumulada en la zona de la garganta, la cual obstruye el flujo de aire.

¿Cuándo consultar al médico?

No todas las personas que presentan fuertes ronquidos al dormir tienen alguna condición médica de importancia, pero si un paciente da señales de pausas pronunciadas durante el sueño o no descansa totalmente, tiene presión alta, se levanta somnoliento y con migraña, es conveniente acudir al especialista.

Otros signos que se deben tomar en cuenta incluyen la dificultad para concentrarse y episodios que involucran ahogos o dolor en el pecho, pues son síntomas de alerta y requieren una revisión médica para evitar complicaciones.

Tratamientos

La mayoría de los tratamientos para disminuir o eliminar totalmente los ronquidos se basan en cambios en el estilo de vida de la persona, tales como: bajar de peso, chequear la congestión nasal, evitar el consumo de alcohol (especialmente por las noches), también se recomienda regular los hábitos del sueño.

En el caso de que los ronquidos estén acompañados por episodios de apnea (dificultad de la respiración), se emplean métodos médicos que incluyen artefactos que se introducen en la boca para hacer presión en ciertos puntos y mantener libres las vías respiratorias.

Otro método de tratamiento en casos graves consiste en una máscara que envía aire a presión constante desde una bombona a las vías aéreas del paciente, con el fin de mantener el proceso respiratorio sin interrupciones durante toda la noche.

En los casos extremos, se puede indicar cirugía a la persona para eliminar la obstrucción que limita el paso del aire que aspira.

Remedios caseros para los ronquidos

Existen remedios para no roncar que se pueden utilizar de forma casera y son básicamente un tratamiento recomendado solo para disminuir la intensidad del ruido y evitar que empeore. Aquí se describen algunos de los remedios más utilizados para no roncar:

Adelgazar

Según estudios del Instituto del Sueño de Madrid, perder peso mejora y en muchos casos hace desaparecer los ronquidos, el sobrepeso influye directamente en que una persona ronque. Está demostrado científicamente que los obesos tienen 5 veces más posibilidades de presentar esta condición.

La recomendación general, y como remedio infalible para no roncar, es la dieta y ejercicio para eliminar la grasa corporal. Al cambiar el estilo de vida puedes darle una mejor calidad a tu rutina de descanso y sueño.

La posición al dormir

Aunque es difícil controlar la posición al dormir, se ha demostrado que los ronquidos se presentan con más intensidad y frecuencia cuando se está boca arriba, ya que la lengua y otros elementos involucrados en las vías aéreas generan obstrucciones que dan lugar a los molestos sonidos.

Una alternativa en este caso, es que duermas con una almohada que eleve la posición de la parte superior de la cabeza y ayude a que se mantengan despejadas las vías respiratorias superiores.

Evita el alcohol

Se ha comprobado que el alcohol en el cuerpo aumenta las posibilidades de tener una noche de ronquidos. Esto se debe a que las bebidas alcohólicas relajan la musculatura de la boca y la garganta, dificultando la respiración. Se trata de un efecto prolongado que puede durar toda la noche.

Debes evitar tomar alcohol, particularmente cuando se acerca la hora de dormir. De manera similar actúan en el organismo los relajantes musculares, los tranquilizantes y antihistamínicos.

Ruido o movimiento

Es un remedio que funciona solo en ciertos casos, en los cuales tu compañero de cama puede realizar algún movimiento o un ruido para que cambies de posición.

La explicación a esto es que el cuerpo lo toma como una alerta breve y el sistema nervioso aumenta el impulso respiratorio. Se inicia así el proceso que activa los músculos de la faringe, con lo cual el ronquido desaparece, pues la etapa de relajación del músculo cambia.

Ejercicios para la lengua

Hay casos en que los pacientes indican una mejoría significativa al realizar ejercicios con la lengua, pues fortalecer este órgano evita que se vaya hacia atrás durante el período de sueño profundo.

Se trata de ejercicios sencillos que consisten en estirarla hacia delante y afuera de la boca, para posteriormente moverla enérgicamente en toda dirección durante por lo menos un minuto. También puedes hacer presión en los labios y aspirar aire para que los músculos de la zona se pongan en tensión.

Infusiones

Las infusiones suelen ayudar bastante en los casos en que los ronquidos se deban a la congestión nasal del paciente. Hierbas como la menta, el jengibre y la ortiga pueden ayudar, pues actúan de inmediato para liberar la mucosidad de las vías aéreas.

Otras opciones incluyen al eucalipto y la cúrcuma, los cuales se pueden utilizar para hacer inhalaciones justo antes de dormir o como ingredientes para tomar con una bebida caliente como el té o leche tibia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí