Inicio Alimentación La importancia de comer bien: un equilibrio necesario

La importancia de comer bien: un equilibrio necesario

384
0
comer bien

Comer bien es uno de los pilares fundamentales para mantener tu cuerpo sano y saludable. Los conocimientos de nutrición han evolucionado mucho en los últimos años y hoy está perfectamente claro cual es el papel de la alimentación en tu bienestar físico y emocional.

Los hábitos alimenticios difieren dependiendo de cada cultura, del nivel de actividad física, la edad y otros factores. Pero existe un consenso general con bases científicas respecto a que alimentos son los necesarios para una dieta equilibrada.

Comer bien: el balance perfecto

Una dieta equilibrada es aquella que contiene todos los componentes imprescindibles para una correcta nutrición y para aportar la energía suficiente para el funcionamiento de tu organismo. Para comer bien es necesario seguir un plan de alimentación balanceado que incluya:

Diversidad de nutrientes

Los alimentos tienen en su composición variedad de nutrientes que se clasifican en:

Macronutrientes

Su función principal es la de proporcionar energía para las funciones metabólicas y su aporte se mide en calorías. Ellos son:

  • Lípidos o grasas: el cuerpo los usa para generar su reserva energética principal en el tejido adiposo. Además, contribuyen en el procesamiento de las vitaminas A, D, K y E que son liposolubles, son reguladores térmicos y del metabolismo.
  • Glúcidos o carbohidratos: son la fuente de energía de más rápida disposición del cuerpo. Se presentan como azucares y fibra, por lo que regulan el proceso de la digestión, contribuyen a sintetizar vitaminas y son importantes para el funcionamiento neuronal y muscular.
  • Lípidos o grasas: el cuerpo los usa para generar su reserva energética principal en el tejido adiposo. Además, contribuyen en el procesamiento de las vitaminas A, D, K y E que son liposolubles, son reguladores térmicos y del metabolismo.
  • Glúcidos o carbohidratos: son la fuente de energía de más rápida disposición del cuerpo. Se presentan como azucares y fibra, por lo que regulan el proceso de la digestión, contribuyen a sintetizar vitaminas y son importantes para el funcionamiento neuronal y muscular.
  • Lípidos o grasas: el cuerpo los usa para generar su reserva energética principal en el tejido adiposo. Además, contribuyen en el procesamiento de las vitaminas A, D, K y E que son liposolubles, son reguladores térmicos y del metabolismo.
  • Glúcidos o carbohidratos: son la fuente de energía de más rápida disposición del cuerpo. Se presentan como azucares y fibra, por lo que regulan el proceso de la digestión, contribuyen a sintetizar vitaminas y son importantes para el funcionamiento neuronal y muscular.

Micronutrientes

La función de estos elementos es la de propiciar las reacciones químicas necesarias para los procesos metabólicos del organismo. En este grupo se encuentran:

  • Vitaminas: su requerimiento diario es pequeño, pero imprescindible para el correcto desempeño de las células de tu cuerpo. La buena salud depende del correcto y balanceado aporte vitamínico de los alimentos, ya que este micronutriente es el encargado de elaborar un sistema de defensa contra los radicales libres que son los responsables del envejecimiento celular. Además, se desempeñan en funciones metabólicas y fisiológicas.
  • Minerales: son sustancias no orgánicas presentes en todos los alimentos y que contribuyen a funciones esenciales del cuerpo como la formación y mantenimiento de la masa ósea, la actividad de las enzimas, la salud del sistema circulatorio y hormonal. Se dividen en macrominerales (calcio, fósforo, potasio, azufre, cloro, sodio y magnesio) y oligoelementos (hierro, manganeso, cobre, selenio, yodo, zinc, cobalto y flúor).

Cantidades adecuadas

Es importante consumir cada día los seis nutrientes mencionados en la medida que se denomina “Ingesta diaria recomendada” o IDR que establece el mínimo necesario para cada nutriente.

Las tablas de referencia son elaboradas por el Food and Nutrition Board del National Research Council (U.S.A.). Estos son valores mínimos, luego cada región o país tiene sus variaciones de acuerdo variables ambientales, costumbres o situaciones particulares.

Adaptación de las dietas

Siempre teniendo en cuenta los requerimientos mínimos, se deben considerar para adecuar las dietas:  la edad, sexo, estructura física, actividades, estilo de vida, etapas especiales como pubertad o embarazo, enfermedades, etc.

¿Que es comer bien?

Comer bien implica adaptar una dieta a tus necesidades nutricionales y energéticas, incluyendo los alimentos en la proporción adecuada. Una guía para armar un buen plan de alimentación la puedes tener en la Pirámide Nutricional:

  • Hidratos de carbono: cereales, pan, pastas, arroz, patatas, etc, se necesitan de 4 a 6 raciones diarias.
  • Alimento de origen vegetal: frutas 3 raciones diarias – verduras 2 raciones por día.
  • Alimentos que aportan proteínas: carne de cualquier tipo, los huevos y las legumbres de 3 o 4 raciones semanales.
  • Dulces y embutidos se recomienda un consumo ocasional y restringido.

Para conocer cuanto es una ración de cada tipo de alimento consulta aquí.

Somos lo que comemos. Comer bien es vital, porque con eso logras resultados óptimos para tu organismo: mejor salud física, psíquica, emocional y una efectiva prevención de enfermedades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí