Inicio Enfermedades Cólico nefrítico: Causas, síntomas y tratamiento

Cólico nefrítico: Causas, síntomas y tratamiento

716
0
Cólico nefrítico Causas, síntomas y tratamiento

El cólico nefrítico o también conocido como “cólico renal” es un dolor o espasmo muscular provocado de manera repentina en el lumbar, el cual es causado frecuentemente por la obstrucción de una piedra o cálculo en las vías que comunican los riñones con el tracto urinario, muy cerca de la uretra.

Es conocido, desde la historia médica, como uno de los dolores más intensos que existe, incluso peor que el de las heridas por hueso roto, quemaduras, heridas por disparos o el dolor de parto.

Se origina en la zona baja de la espalda y se propaga extensivamente por ella, se manifiesta en forma de pulsos o latidos que incluso pueden provocar desvanecimiento o desmayo.

Causa del cólico nefrítico

La litiasis (piedras o cálculos) en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres, vejiga) son la causa del cólico nefrítico. Estas pueden estar constituidas por diferentes composiciones que se desarrollan en la pelvis y que al precipitarse y/o agregarse pueden desarrollar los cólicos nefríticos.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo podemos destacar:

  • Beber baja cantidad de agua por día.
  • Antecedentes familiares y genéricos de cálculos renales.
  • Sobrepeso, obesidad y vida sedentaria.
  • Dieta inadecuada o desequilibraba. Consumo excesivo de carnes, grasas, azucares y harinas o cereales refinados. También el consumo excesivo de sal es un factor a considerar.
  • El consumo de suplemente altos en calcio.
  • Consumo excesivo de tabaco o alcohol estimulan la proliferación de cálculos, además de provocar otras lesiones a otros órganos.

Clasificación de cálculos o piedras

Los cálculos pueden clasificarse de acuerdo a su composición, los tipos más comunes son:

Cálculos de oxalato de calcio

Este tipo de piedras es la de mayor predominancia o grado de aparición, y se la asocia a un consumo excesivo de lácteos o también en personas que utilizan el calcio en suplementos nutricionales.

Cálculos de oxalato de calcio y fosfato

En otras ocasiones, la composición de las piedras surge de la combinación del oxalato de calcio y el fosfato, esto puede deberse al consumo de alimentos ricos en fósforo o de un exceso en el consumo de vitamina D, entre otros factores.

Cálculos de ácido úrico

El nivel elevado de ácido úrico (valores por encima de 7 mg/dl) por tiempo prolongado puede producirnos esta clase de cálculos. Para estos casos es recomendable reducir drásticamente el consumo de embutidos grasos, carne de pato y ganso, viseras y carnes grasas, mariscos, manteca de cerdo, tocino y quesos grasos. Sugerimos realizar una visita al nutricionista para realizar un plan dietario adecuado.

Cálculos de estruvita

Esta clase de pierdas son poco habituales de ver y su aparición por lo general es repentina. Su composición es una combinación de amonio, fosfato y magnesio.

Cálculos de cistina

Esta rara afección es muy poco frecuente y la podemos encontrar en personas que sufren de Cistinuria, el cual se transmite genéticamente de padres a hijos.  Provocando que sus hijos también hereden el mismo gen dañado.

¿Cuál es la prevalencia asociada a los cólicos nefríticos?

Los cólicos nefríticos afectan al 4,2% de la población española con predominio en varones, la franja de edad se comprende entre los 30 y 60 años, siendo una problemática de salud con elevados costos económicos de intervención.

Síntomas principales

El cuadro clínico presenta un dolor intenso y que se extiende con rapidez en la zona lumbar, los síntomas frecuentes para el cólico nefrítico pueden ser los siguientes:

  • Sudor, escalofríos, vómitos y nauseas.
  • Dolor lumbar originado en la base de la espalda. En la zona frontal el dolor parte del abdomen y puede además ubicarse en la zona pélvica.
  • Se trata de un dolor intenso e insoportable, los pacientes manifiestan no encontrar posición que les genere alivio.
  • Ciertas veces, el cálculo o piedra puede hallarse al orinar.

Diagnóstico

Para determinar y diagnosticar un cólico nefrítico es fundamental realizar una exploración física extensiva en el área del dolor y, además, contar con una historia clínica completa si es posible. De manera complementaria se realizan las siguientes pruebas:

Ecografía de abdomen

Para este procedimiento se utiliza ultrasonografía para valorar y determinar los cálculos o piedras renales.

Rayos X abdominal

Para algunas situaciones, como en el caso de las piedras de calcio, una placa simple puede permitir visualizarla, aunque este método no es concluyente.

TAC/ TAC con contraste

Esta técnica es mucho más sensible y precisa que los Rayos X y tiene a su favor, la no dependencia de un operador de Ecografías. Se utiliza cuando resulta complejo determinar la ubicación de la litiasis.

Análisis de muestra de orina

Un análisis de laboratorio puede permitir detectar las micro o macro hematuria o micro cristales, además de poder descartar otros factores como alteraciones provocadas por bacterias

Tratamiento para Cólico Nefrítico

En la gran mayoría de las ocasiones (una estimación cercana al 70 % de los casos analizados), las piedras o cálculos se eliminan de manera espontánea o natural. Se ataca el síntoma con analgésicos y antinflamatorios, esto alivia rápidamente el malestar general provocado por esta afección. Para los casos en donde las piedras o cálculos midan entre 7 y 10 mm será necesario utilizar otro tipo de intervenciones, entre ellas podemos mencionar:

Litotricia extracorpórea

Se trata del suministro de ondas de choque que desintegran las piedras en fragmentos más pequeños, lo que facilita la eliminación posterior.

Alfa Bloqueantes

Si bien no tiene una efectividad comprobada, esta técnica se sigue utilizando en la actualidad. Consiste en lograr una relajación muscular para favorecer el tránsito de la piedra.

Ureteroscopia

Para desintegrar y/o fragmentar los cálculos, se accede por la vía urinaria.

Nefrolitotomía percutánea

Esta es una de las últimas opciones que se utilizan, ya que es una de las técnicas más invasivas. Consiste en introducir un endoscopio, a través de la piel, para ello se utiliza un catéter en la espalda y así poder extraer los cálculos que se encuentran en la vía urinaria.

Prevención

Sin dudas, podemos realizar muchas acciones que refuercen el carácter preventivo en esta clase de afecciones. Existen gran cantidad de medidas sencillas que podemos implementar para disminuir las probabilidades de formación de posibles cálculos renales y así evitar los cólicos nefríticos.

Agua o Infusiones

Beber agua ayuda a prevenir un cólico nefrítico

En primer lugar, debemos beber agua suficiente al día. El consumo medio recomendado se aproxima a los 2 litros por día: esto permite el correcto funcionamiento del aparto renal y por consiguiente un buen flujo de orina.

Hay algunas infusiones de plantas que son recomendables por su poder diurético, entre ellas el abedul o la cola de caballo. Estas plantas poseen propiedades específicas que permiten la eliminación de las piedras o cálculos, por su función como diuréticos. De todos modos, recuerda siempre que el agua es la principal fuente recomendada.

Alimentación

Realizar una dieta balanceada de bajo índice glucémico o hipocalórica, ajustada a las necesidades específicas de nuestro cuerpo. Este ajuste es importante realizarlo bajo la supervisión de un nutricionista.

No excederse en el consumo de proteínas, ya que por lo general estas pueden acidificar y alterar la orina, favoreciendo el desarrollo de cálculos o piedras renales.

Consumir sal de manera controlada o medida, los excesos pueden favorecer el desarrollo de cálculos y de manera paralela, además de desarrollar hipertensión arterial.

Reducir en lo posible el consumo de hidratos de carbono y azucares, ya que al igual que lo que sucede con la carne, esta tiende a acidificar el medio, provocando el desarrollo posible de piedras y cálculos. Es importante sostener un equilibrio o balance en nuestra sangre para evitar esta afección.

Tener presente que el exceso en el consumo de hortalizas y verduras tampoco es apropiado, ya que algunas verduras hipercalóricos tienen alto contenido de oxalatos, lo que favorece al desarrollo de cálculos y piedras en el riñón. Nuevamente recomendamos la supervisión de un especialista para el diseño de un plan nutricional balanceado.

Ejercicio

Además de caminar fomentamos el ejercicio físico ya que además de mejorar muchas de las funciones de tu cuerpo, ayudan a tus riñones cuando se lo combina con las dosis de agua correspondientes.

Esperemos que estos consejos te ayuden a prevenir esta afección y ante cualquier duda, consulta a un especialista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí