Inicio Remedios Naturales Beneficios de la Miel

Beneficios de la Miel

195
0
Beneficios de la Miel

Hipócrates (460 a. C.- 370 a. C.), el padre de la medicina, ya conocía los beneficios de la miel y documentó como la usaba para tratar ciertas afecciones de la piel.

La miel es utilizada como alimento y saborizante desde la antigüedad. Pero algunas culturas encontraron que esta sustancia natural viscosa y de color dorada, mejoraba heridas y quemaduras, además de tener otras propiedades curativas.

Se dice que la miel tiene todo el poder de las flores y que por ello es tan beneficiosa para tu salud.

Propiedades de la miel

Este producto natural tiene las siguientes propiedades terapéuticas:

  • 🍯 Antibacteriana
  • 🍯 Cicatrizante
  • 🍯 Digestiva
  • 🍯 Exfoliante
  • 🍯 Sedante
  • 🍯 Energizante
  • 🍯 Antioxidante
  • 🍯 Antitusiva

Beneficios de la miel para la salud

La miel es un producto natural de alto valor nutritivo y biológico. En su composición cuenta con Vitamina A, C, E, K, B1, B2, B6, Niacina, azucares energéticos, aminoácidos y minerales, además de una amplia variedad de sustancias que ayudan al buen funcionamiento de tu cuerpo y te aportan los siguientes beneficios:

Acción antibacteriana

La presencia de flavonoides y peróxido de hidrógeno potencian las propiedades de la miel transformándola en una poderosa sustancia que actúa contra bacterias y hongos.

Por ello se utiliza de forma tópica en quemaduras y heridas de la piel, cumpliendo también las funciones de un eficaz antiséptico.

Acelera la cicatrización

Cuando hay una herida con tejido desvitalizado los beneficios de la miel son múltiples. La aplicación de la misma reduce la infección, provee de nutrientes a la zona dañada, elimina las células muertas y favorece la creación de nuevo tejido acelerando la cicatrización.

Además, tiene efecto antiinflamatorio y sedante que contribuye mucho a la recuperación.

Efecto Relajante

El consumo de miel estimula el procesamiento del triptófano, un aminoácido esencial que interviene en la segregación de la melatonina, la hormona del sueño.

Existen varios métodos para poder combatir el insomnio y dormir bien, y tomar una infusión caliente con una cucharada de miel antes de acostarte es uno de ellos.

Fuente de energía

Esta sustancia está compuesta por un 80% de carbohidratos, la mayoría en forma de fructosa y glucosa. Nuestro cuerpo procesa esos azucares para tener la energía que necesita para la actividad física y los quehaceres cotidianos.

El consumo de miel se recomienda a deportistas, ancianos, niños y personas muy activas que necesitan una dosis de energía extra.

Favorece la digestión

Por sus efectos relajantes la miel alivia los síntomas de “pesadez” después de las comidas.

Además, al ser un alimento natural y con gran cantidad de nutrientes, es el complemento ideal para una dieta sana y equilibrada que, en definitiva, conduce a un proceso digestivo más fluído y placentero.

Poderoso antioxidante

La presencia de sustancias antioxidantes como los flavonoides y los polifenoles, contribuyen a combatir el desgaste prematuro y el envejecimiento celular causados por la oxidación.

Este proceso es precursor del cáncer y otras patologías. Por ello otros de los beneficios de la miel son sus efectos anticancerígenos, de protección del corazón y del sistema inmune.

Remedio natural para la tos

La miel tiene propiedades antitusivas al aliviar el malestar en la garganta que se produce durante procesos infecciosos o virales, como gripes, resfríos o anginas.

Si sientes que la garganta “te pica o te raspa” y tienes tos seca, o si estás presentando tos productiva, una cucharada de miel aliviará tus síntomas de inmediato.

Revitalizante de la piel.

La miel es un ingrediente muy utilizado en dermatología y cosmetología. La encontramos en fórmulas de jabones, mascarillas faciales y cremas.

Es un excelente exfoliante, restaura el equilibrio hídrico y devuelve a la piel su vitalidad ya que la provee de nutrientes de calidad

Efectos terapéuticos de la miel según sus flores

Miel de romero: expectorante y revitalizante.

Miel de bosque: alivia la tos y las patologías de los bronquiales.

Miel de azahar: es relajante y propicia el sueño.

Miel de eucaliptus: ideal para estados gripales.

Miel de tomillo: ayuda en la digestión.

Miel de lavanda: alivio de la tos.

Cómo consumir la miel y disfrutar de sus beneficios

Desde la antigüedad la miel se usa para cocinar, en especial para hacer preparaciones dulces y postres. Hoy también se incluye en aderezos, salsas y como endulzante de bebidas e infusiones.

Es importante que cuando hagas tu compra de miel, elijas la menos procesada que mantiene completamente su poder nutritivo. Para conservar sus propiedades, guárdala en casa en un frasco de vidrio cerrado, en un lugar fresco y seco, siempre lejos de la luz directa.

Contraindicaciones del consumo de la miel

No es recomendable el consumo de la miel en niños menores de un año y en personas diabéticas.

Y tu de qué forma incorporas la miel a tu dieta? Comparte tu experiencia con la comunidad de comotenersalud!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí