Inicio Alimentación Alimentos para comer antes de dormir

Alimentos para comer antes de dormir

128
0
Alimentos para comer antes de dormir

Dormir es un hábito reparador imprescindible para asegurar el descanso de las personas; sin embargo este descanso puede verse afectado por algunos factores como la comida, es por ello que en este artículo te comentaremos todo sobre los alimentos para comer antes de dormir, de modo que puedas conocerlos y asegurarte un sueño reparador.

Los alimentos y el sueño

Dormir es una necesidad biológica que ayuda a nuestro cuerpo a recuperar la energía y realizar procesos internos de regeneración, mientras que comer es otra de las necesidades que tenemos que cubrir para seguir funcionando correctamente.

Tanto comer como dormir son procesos vitales de los cuales depende el bienestar emocional, corporal y mental de un individuo.

Muchos son los factores que afectan la capacidad de la persona de conciliar el sueño profundo y reparador. Desde las circunstancias que han rodeado nuestro día, hasta los alimentos que ingerimos son fundamentales para gozar de un buen sueño.

El cuerpo humano absorbe de los alimentos los nutrientes esenciales para desarrollarse y estar siempre saludable; entre ellos se encuentran las proteínas, vitaminas, minerales y otras sustancias que cuando se ingieren, afectan nuestro cuerpo de manera diferente.

La alimentación y el sueño son aspectos que van estrechamente relacionados en la vida del ser humano. Cuanto mejor sea la alimentación, mejor será el sueño y a la inversa, mientras mejor sea el sueño mayor provecho se obtiene de la alimentación; sin embargo si uno de estos factores se ve afectado es muy probable que el otro también, ya que están innegablemente relacionados.

El equilibrio en las comidas también repercute en la manera como el cuerpo realiza sus procesos vitales; incluso una ingesta desproporcionada de alimentos puede afectar de manera negativa el período de descanso.

La dieta de una persona debe saciar sus necesidades calóricas y si se realiza de manera correcta, no se debería volver a sentir hambre hasta la hora del desayuno. Despertarse en mitad de la noche y comer un bocadillo, es un mal hábito que interrumpe el tiempo de descanso.

¿Qué puedo comer antes de dormir?

Para dormir bien y levantarte con buen ánimo, descansado y lleno de energía, solo debes llevar hábitos saludables, que eviten las terribles noches de insomnio.

Muchos alimentos poseen propiedades que contribuyen a la relajación y nos preparan para disfrutar de un merecido descanso.

Entre estas comidas que se pueden consumir antes de ir a la cama a descansar, se encuentran los siguientes.

La Leche y los productos Lácteos en general

Un vaso de leche caliente antes de dormir es una costumbre muy difundida desde tiempos antiguos; esta bebida es muy relajante y la sensación de bienestar que genera facilita el descanso.

La leche posee una sustancia que se llama Triptófano, que al ser ingerida se transforma en un mecanismo que impulsa y regula el proceso de relajación corporal. Todos los derivados lácteos contienen esta sustancia, la cual resulta muy beneficiosa de consumir antes de dormir.

Los frutos secos

Los deliciosos y nutritivos frutos secos le hacen bien al organismo de muchas maneras diferentes. Son una fuente increíble de minerales, su aporte de magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro, zinc y selenio es fenomenal para la buena condición física.

Adicionalmente los frutos secos tienen oligoelementos y propiedades antioxidantes, que detienen el envejecimiento prematuro y promueven la regeneración celular.

Una de las propiedades más importantes de estos frutos es que son ricos en grasas saludables y ácidos grasos esenciales para el organismo, lo cual beneficia principalmente el músculo cardíaco por su alto contenido de Omega 3. Además son ricos en fibra, ayudan con el control de la digestión y disminuyen los niveles de colesterol.

Las almendras, nueces y pistachos poseen todas estas propiedades beneficiosas para la salud, además de que estimulan la producción de melatonina, la cual es una hormona que se relaciona directamente con un sueño relajante.

Salvia

La salvia es reconocida en el mundo por tener propiedades antiinflamatorias, en algunos casos se utiliza como tratamiento para los dolores ocasionados por golpes o torceduras, se le considera un anestésico y antiséptico natural.

Si se consume de noche, ya sea como un ingrediente en una preparación ligera o en forma de infusión, esta hierba tiene efectos relajantes que ayudan a dormir de una mejor manera.

Albahaca

La albahaca es una planta rica en nutrientes y elementos esenciales para la salud, se le considera antiespasmódica, buena para los procesos digestivos y saludable como parte de la dieta diaria.

El aceite esencial hecho con hojas de albahaca se usa para dar masajes relajantes y con las hojas de la planta se hace una infusión que calma la ansiedad e induce a la relajación y el descanso.

La Espinaca

Es una verdura rica en vitaminas y una fuente saludable de calcio, el cual puede resultar de gran ayuda si tenemos problemas para conciliar el sueño.

Los cereales

La avena, el trigo y el arroz son alimentos nutritivos que generan la producción de serotonina y melatonina, debido a su alto contenido en Triptófano.

Muchos de los procesos fisiológicos del organismo son regidos por estas sustancias que son neurotransmisores, entre sus funciones está regular los procesos de vigilia y sueño.

Una característica importante de los cereales es que tienen vitaminas esenciales de absorción lenta, lo cual favorece sentirte saciado por más tiempo, evitando que te levantes en medio de la noche por un bocadillo.

Frutas

Una fruta antes de irte a dormir es una idea saludable, le da al cuerpo una ayuda extra en cuanto a los nutrientes y antioxidantes naturales beneficiosos para la salud.

La banana es una fuente de potasio, magnesio y Triptófano; es beneficiosa para el sistema nervioso, relaja los músculos y elimina la sensación de hambre.

Las cerezas son ricas en sabor y nutrientes esenciales, ayudan a estimular la producción de melatonina y su consumo en batidos naturales o entera ayuda en la regulación de los ciclos de sueño.

La piña también representa una excelente opción, los trozos de esta deliciosa fruta, además de saciar el hambre, aportan fibra y enzimas naturales que ayudan en calmar los procesos digestivos.

¿Qué puedo cenar?

La opción más saludable para la cena son las ensaladas, ya que este es un plato completo al cual se le puede agregar los maravillosos y saludables frutos secos.

Las ensaladas se pueden combinar con proteínas sanas y magras como el pollo sin piel, pavo y pescado.

Combinar los vegetales con proteína animal hace que tu metabolismo los absorba en menos tiempo y se genere una sensación de saciedad que te ayudará a disfrutar de un período de descanso sin interrupciones.

Cabe destacar, que las carnes blancas estimulan la producción de serotonina, una sustancia reguladora y estimuladora de un sueño saludable, profundo y regenerador. Es importante que la cena se haga como mínimo unas 3 horas antes de irse a la cama.

Las infusiones y el té

Disfrutar de una relajante bebida caliente definitivamente lleva a la persona a sentirse con el ánimo correcto para gozar del descanso.

Las infusiones hechas a partir de hierbas proporcionan beneficios relajantes y tienen efectos sedantes que alejan el insomnio, calman los estados de ansiedad y nerviosismo, y ayudan a que desaparezcan los síntomas de estrés, los cuales son problemas comunes que impiden una buena noche de sueño.

Las infusiones se deben preparar sin añadir azúcar, solo se agrega un poco de miel si quieres contar con un sabor más dulce. Entre las hierbas que tienen propiedades relajantes se encuentran las siguientes:

Manzanilla: Un té de manzanilla ayuda a calmar los procesos digestivos, controla los nervios y evita el insomnio. Actúa como un relajante natural, disminuye la hiperactividad mental y alivia los síntomas de estrés.

Tilo: Es un sedante natural que reduce la tensión y el estrés, también es potente para inducir el sueño. Una taza de té de tilo te genera una sensación de paz y tranquilidad, dejando de lado los nervios y la ansiedad.

Toronjil: Sus propiedades calmantes relajan la mente y ayudan al sistema nervioso central por sus efectos sedantes, combate el insomnio, ayuda a conciliar y mantener un sueño profundo durante toda la noche.

Menta: Una buena taza de té caliente hecha con hojas de menta, tiene poderosas propiedades sedantes. Una taza de esta infusión ayuda a evitar un sueño intermitente o el insomnio.

Pasiflora: Esta hierba tiene propiedades medicinales que actúan como tranquilizantes y sedantes naturales. Se puede utilizar como una bebida habitual, pues su consumo prolongado ayuda a regular los procesos del sueño.

Valeriana: Es una poderosa planta que controla los trastornos del sueño, básicamente se trata de un ansiolítico natural que induce al sueño profundo. La valeriana incide directamente sobre el sistema nervioso y tranquiliza los procesos mentales, logrando un descanso profundo y reparador.

En conclusión, una dieta balanceada es beneficiosa para la salud en todo sentido. Los alimentos que se consuman antes de dormir deben ser ligeros, para que los procesos digestivos no interrumpan el ciclo del sueño.

Si quieres conciliar un delicioso sueño profundo y levantarte lleno de energía, siguiendo las sencillas recomendaciones que te mencionamos, podrás disfrutar de un merecido descanso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí